Aproveché que mi cuñada se quedó dormida del pedo que tenía y ahí nomás me la empomé.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Aproveché que mi cuñada se quedó dormida del pedo que tenía y ahí nomás me la empomé.

La putona de mi cuñada cayó el sábado al mediodía en casa con un escabio para cinco. Venía de un asado en Pilar y se ve que además de darle al choripán como loca, también le dio al tinto a más no poder porque ni bien llegó se tiró sobre la cama de uno de mis pibes y se quedó dormida como una tumba. Y que mi jermu había salido por un rato a hacer algunas compras es que me metí en el cuarto para ver hasta dónde podía llegar con esta putona sin que se diera cuenta y sí, debo confesar que terminé haciéndole de todo en esa conchita jugosa que tiene mientras ella estaba por el octavo sueño.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed